A la hora de entrenar ciclismo, los niños también deciden

Compartir esto:

Narda Manrique: “El ciclismo requiere constancia y sacrificio”

En San Cristóbal, Narda Manrique entrena niños en ciclismo de pista pero cuenta, entre risas, que a sus hijos lo que les gusta es el patinaje. “Hay que dejarlos explorar”, afirma. Fue entrenadora de la selección de Mérida pero desde hace tres años se dedica a enseñar a los más pequeños: desde cómo aprender a pedalear a los de 4 años de edad hasta resistencia a los más grandes.

Ella misma encontró el ciclismo de pequeña, a los 12 años. Ahora aprovecha su experiencia con los 48 niños que atiende en las tardes en la escuelita UE TDT Club Santos Bermúdez.

“Lo más complicado casi siempre son los representantes, porque ellos traen a los niñitos solo para que se distraigan, pero el ciclismo requiere constancia y sacrificio”, dice antes de referirse a la falta de apoyo del estado al deporte.

Sin embargo, Manrique no decae y alaba el talento que existe en la región: “Hay muchos recursos humanos, hay muchos niños con ganas, hay niños de bajos recursos. Yo trato de ayudarlos hasta donde más puedo, con lo que voy consiguiendo. Hay muchos niños buenos. Es importante porque el ciclismo permite que los niños se mantengan lejos de la calle. He tenido algunos que han estado a punto de caer, casi que no se han escapado. De alguna u otra manera se han rescatado”.

Explica que, aunque antes no se tomaban en cuenta a las categorías de 4, 5 o 6 años de edad, ella justo trabaja con los más pequeños. Recibe a cualquier niño, dice, sin importar su condición. “Es muy bueno comenzar a temprana edad. Inclusive, la teoría dice que los niños no deben entrenar más de 10 minutos continuos. Pero no siempre es así porque ellos mientras más corren, más se emocionan. Lo de ellos es cansarse.”, añade.

Como consejo a los padres, Manrique es enfática al afirmar que es necesario que los niños exploren diversas disciplinas para decidir con cuál se quedan. No obligarlos es una de las claves, asegura. “Hay que dejarlos probar”, concluye.

Le puede interesar:   Las suspensiones en el ciclismo ¿favorables o no?

 

José Luis Chaparro: “El deporte le tiene que gustar al niño, no al papá”

También en los Andes, pero en Boconó (Trujillo), José Luis Chaparro trabaja con niños, pero los entrena en MTB. En los 11 años que tiene trabajando con niños por la escuela Frontinos Boconó MTB, han pasado grandes atletas, incluido el campeón Yonathan Mejías. También Nelson Gómez y Alejandro Fernández, quienes integraron la selección nacional de ciclismo de montaña.

¿La mejor edad para comenzar a entrenar MTB? “Apenas sueltan las rueditas auxiliares, hay niños de 5 o 6 años”, explica Chaparro.

“Entrenar niños no es difícil porque son dóciles. Hay que tener cuidado especialmente al comienzo. Saber qué tipo de entrenamiento requieren. Se necesita, eso sí, experiencia. Hay que tener cuidado en las cargas de trabajo, hay que dosificarlas, y tratar de que los entrenamientos no sean tediosos, sino que se diviertan”, añade.

Señala que es muy importante aprender a manejar el lado emocional de los pequeños. “Los padres pueden imponer las cosas que a veces los niños no quieren. A veces, los representantes buscan que sus hijos salten o pasen un obstáculo que todavía no pueden o no deben. Entonces hay que tener cierto cuidado con eso”, enfatiza.

Y finaliza:

Hay que consultar siempre con los niños. A todos les gusta la bicicleta y al momento de iniciar en una escuela, u entrenamiento, llegan emocionados, pero cuando ven que es un deporte fuerte no se adaptan o lo rechazan. No hay que obligarlos, sino que hay que tratar de que lo hagan porque les gusta, porque les apasiona. Muchos padres quieren que sus hijos sean grandes atletas, pero a veces los niños no nacen para eso. Mi recomendación, después de tantos años de experiencia, es que vayan con calma, que acompañen a sus hijos, que los motiven, que los animen a probar varias disciplinas. El deporte le tiene que gustar al niño, no al papá”