Una alianza por la seguridad

Compartir esto:

Ford Motors y 11 compañías de ciclismo –entre las que se encuentran Accell North America, Bosch, Stages Cycling, Trek Bikes y Quality Bicycle Products– se unieron para mejorar la seguridad en las vías.

En conjunto con la empresa tecnológica Tome, buscan optimizar la seguridad en las rutas a través de tecnología interactiva de comunicación entre carros y bicicletas.

Las empresas colaboran para desarrollar un sistema de inteligencia artificial que permitirá a los carros, bicicletas e incluso postes, semáforos y carriles para ciclistas “conversar” entre ellos.

Su nombre es B2V (bicycle to vehicle).

Los sensores se incorporarían a las nuevas bicicletas de una manera perfecta y elegante, sin embargo alimentar el sistema también podría ser un obstáculo en las bicicletas que no usan transmisión eléctrica. En las que sí lo hacen, el B2V podrían usar la fuente de poder del tren motriz.

También para bicicletas usadas

Para mejorar las bicicletas existentes, con suerte, la tecnología será lo suficientemente pequeña. Aunque lo más importante es que los dispositivos sean ligeros para ser un complemento como una luz trasera.

Aunque ya lleva un año de desarrollo, al B2V le queda un largo trecho por recorrer. Scott Kasin, gerente de productos de Trek Bikes –una de las compañías que lidera la iniciativa–, aseguró en un comunicado de prensa que la organización está comprometida con la búsqueda de ideas innovadoras para mejorar la seguridad de ciclistas y peatones.

Le puede interesar:   La bicicleta, una máquina de recuerdos para nuestros niños ¿Cómo elegir la correcta?

“Trabajar con los líderes de la industria automotriz y los competidores de la industria de la bicicleta es un paso trascendental.

Estamos entusiasmados de que tanto la industria del ciclismo como la automotriz hayan visto el valor y el potencial que tiene B2V y que estarán colaborando para darle vida “, agregó.