La bicicleta también es inspiración

Compartir esto:

Ha sido protagonista de canciones, películas y afiches. Ha estelarizado dibujos y pinturas y ha sido modelo de escultores. En su recorrido a través de la historia, la bicicleta ha apasionado a muchos entre los que se incluyen, por supuesto, los artistas.

Antes de siquiera existir, pues como la conocemos fue creada por el escocés Kirkpatrick Macmillan en 1839, la pensó uno de los hombres más ingeniosos que ha conocido la humanidad: Leonardo DaVinci, quien hizo un boceto de una bicicleta en 1490 en el Codici Atlanticus.

Desde ese entonces hasta ahora, mucho es lo que se ha pedaleado. La mayoría de nosotros conoce los afiches clásicos, en los que se asociaron las sinuosas formas de la bicicleta con las curvas de la mujer para impulsar las ventas de estos vehículos. Estos hoy se conservan como piezas de arte.

La inspiración de muchos artistas

La bicicleta, además, inspiró al checo Alphonse Mucha, quien la retrató en poster y empapelados con una marcada obsesión. Posteriormente, Salvador Dalí la incluyó en Peacere illuminaty. Marcel Duchamp, reconocido por descontextualizar objetos con su Ready-Made, se fijó en una sola parte de la bici y creó La rueda de la bicicleta, expuesta actualmente en el Museum of Modern Arts en Nueva York (MoMA). Entretanto, el coreano Seo Young Deok usa las cadenas para esculpir sobre el vacío de la juventud contemporánea.

Le puede interesar:   Bicipolo, fervor en dos ruedas

El más reciente en incorporar la bicicleta fue el disidente chino Ai Weiwei en su espectacular muestra de 2013, Forever Bicycle

 

1.254 bicicletas integraron la exhibición, que representó la irrupción de la modernidad en las tradiciones chinas, incluido en su medio de transporte más común que es, por supuesto, la bicicleta.

En 2017, Weiwei presentó una nueva versión de su instalación en la Bienal de Venecia.